2 feb. 2018

La velutina se multiplica en la ciudad

La avispa asiática se expande por la comarca de Santiago a un ritmo acelerado. Solo en el municipio capitalino, en lo que va de año se retiraron más de 300 nidos, una cifra que ya duplica el total de 2016, que cerró con 163. Estos meses de verano son los más críticos, cuando el insecto es más activo. Los servicios de emergencias están registrando entre seis y doce avisos al día, algo que contrasta con la media de dos llamadas del año pasado.
La velutina avanza por el casco urbano, «estamos indo bastante a retirar niños ao pleno centro, rúas como a das Hortas, Hórreo e o Ensanche en xeral», afirma José Ramón Montero, experto en velutina en el Cuerpo de Bomberos de Santiago. La zona sur de la ciudad es la que genera un mayor número de avisos por la presencia de nidos y, aunque el norte tampoco se libra de la plaga, las áreas más afectadas son las periféricas de Santa Lucía, Sar o Vidán.
Los bomberos de Santiago acudieron, solo en la mañana del miércoles pasado, a retirar seis nidos, uno de ellos en la rúa de Santa Marta de Arriba, en la fachada de un edificio en su tercer piso. «Hace quince días no se percibía y hoy ya tuve que llamar porque eso se estaba haciendo muy grande. Tengo colmenas por la zona de Teo y allí me están devorando las abejas», explicó el vecino que dio la voz de alarma. Minutos más tarde el equipo de bomberos continuó su ruta hacia Santa Isabel y Conxo, esta última con la presencia de una colmena en la lareira de una vivienda.
Muchos de los nidos en esta época son de carácter secundario, lo que quiere decir que en ellos trabaja no solo la avispa reina sino también el resto de obreras, provocando que cada vez su tamaño aumente más y se asemeje al de una pelota de grandes dimensiones. Fue a partir de marzo cuando los bomberos compostelanos empezaron a localizar los nidos primarios, que son más difíciles de detectar a simple vista, ya que la actividad en ellos es escasa. Cuanto más se acerca la primavera las cifras son más altas, de forma que en marzo solo se retiraron seis nidos pero en abril se pasó ya a veinticinco, llegando a los 109 en el mes de junio.
Las cornisas y balcones de los edificios, y los almacenes o naves cerradas, son algunos de los sitios en los que se instala esta especie invasora, que ahora ya no solo se puede ver en las alturas de los árboles, sino que aprovecha cualquier lugar en el que exista, al menos, una rendija de ventilación.

La plaga desborda a los equipos de emergencias de las zonas rurales

La avispa asiática mantiene y amplia su presencia en el rural. Los grupos de emergencias supramunicipales de Brión y Padrón retiraron este año más de 150 nidos, frente a en torno a 70 el año pasado. Las viviendas son ahora una prioridad y ya no hay tantos avisos de nidos en los árboles.
«Un dos sitios máis comúns son os alpendres que a xente soe ter ao lado de casa», explican desde el GES de Padrón, que cubre también los municipios de Rois y Dodro. Tanto ellos como el GES de Brión, que atiende también las zonas de Ames y Negreira, resaltan que otra de las novedades es que los nidos están apareciendo escondidos «a ras de terra», disminuyendo así las alturas en las que se solían encontrar el año pasado.
«Temos unha saturación importante con este tema, ocupa boa parte das tarefas que facemos no día. Ademais, ao incluír zonas urbanas leva moito tempo desprazarse dun lugar a outro», explican en el GES de Padrón, que llega a registrar por día 14 avisos, cifra próxima a los 10, «como mínimo», en el de Brión. Ambos coinciden en que la gente está más concienciada y tiene más conocimiento sobre la especie.

0 comentarios:

Publicar un comentario